lunes, 14 de agosto de 2017

La importancia de la Hidrtatación

Por: L.N. Jhonatan Armas y L.N. Claudia Ramírez

Cuando hablamos de hidratación, hacemos referencia a la reposición de líquidos que deriva de la  deshidratación, que nos indica una pérdida de líquidos. El agua es el componente más abundante del cuerpo humano constituyendo el 60 al 70% de este, haciéndolo esencial para la vida. El agua no sólo es necesaria, es vital para el cuerpo, y que éste lleve sus funciones correctamente. 

Las fuentes de líquido son las bebidas en general, el agua que proviene de la ingesta de los alimentos, por ejemplo, las sopas, las frutas,  la leche, entre muchos otros, y además del agua producida por el metabolismo humano. 

Existe un equilibrio entre la ingesta y la excreción de líquidos por parte del organismo. El consumo de agua simple es la mejor forma de hidratar al cuerpo, además de que es necesario para el metabolismo ya que está implicada de forma directa en diferentes funciones:

  • Regulación de la temperatura
  • Aporte de nutrientes a las células musculares 
  • Eliminación de sustancias de deshecho 
  • Lubricación de articulaciones 
  • Regulación de los electrolitos en sangre 
Las necesidades de agua simple, varían según las actividades, el ambiente y hasta el lugar de residencia. Según las recomendaciones para la población mexicana se sugiere tomar de 750ml a 2000ml (2lt) de agua simple al día.

La falta de agua, llamada deshidratación, afecta los procesos cognitivos, los estados de ánimo, disminuye la termorregulación, reduce la capacidad cardiovascular y afecta la capacidad de trabajo físico. Se ha documentado que la deshidratación crónica eleva el riesgo de padecer cáncer de vejiga. Un síntoma que nos dice cuando uno está deshidratado, es la sed; mantente alerta a este síntoma ya que tomar agua sólo cuando se siente sed no es lo correcto.



La deshidratación puede ser provocada por diferentes y diversas razones como lo es la falta de ingesta de líquido en cantidad adecuada, las dietas estrictas, el clima muy caluroso, entre otros factores. 

Para mantenerte hidratado, no es necesario tomar exceso de agua como pudiera ser "la moda" con la cual llegan a tomar hasta 3 litros de agua al día y aparte los líquidos que se incluyen los alimentos. Simplemente consume el agua poco a poco, a traguitos pequeños y no de manera rápida ni en gran cantidad y no te esperes a tener sed para tomar agua, así que hidrátate y mantente saludable. 




lunes, 30 de enero de 2017

La Obsesión por lo Sano

                                                        

¿Pasas más de tres horas al día pensando en lo que vas a comer? ¿Planificas tus comidas con bastante antelación? ¿Renuncias a tomar alimentos que te gustan y en su lugar optas siempre por productos sanos? ¿Te sientes culpable si te saltas tu dieta? ¿Evitas comer fuera para poder controlar lo que ingieres, aislándote de familiares y amigos? Si has respondido a todas estas preguntas con un rotundo “sí”, cuidado. Éstas son algunas de las cuestiones que el doctor Steven Bratman plantea para identificar la llamada ortorexia, la obsesión por comer sano. El término fue acuñado por él mismo a finales de los 90 y aunque técnicamente no está reconocido como un trastorno alimenticio, recuerda peligrosamente a uno de ellos.

Anorexia significa literalmente “falta de apetito” mientras que ortorexia quiere decir “apetito por lo correcto”. Quienes padecen el primer trastorno se obsesionan con estar delgados y por eso restringen los alimentos que ingieren. Por el contrario, la fijación de las personas con ortorexia es estar sanos y de ahí que controlen la calidad de los productos que comen, pero no tanto la cantidad, al menos en un principio. Paradójicamente, lo que ellos consideran una alimentación saludable les puede conducir a la desnutrición, como también ocurre con la anorexia. Y es que para estas personas un alimento peligroso no se limita a aquel con conservantes y colorantes artificiales, sino también aquellos que contienen grasas, azúcares, sales e incluso proteínas.

En la actualidad se han puesto de moda los productos ecológicos, biológicos y orgánicos: productos que no han sido tratados con pesticidas, que son cultivados respetando los ciclos naturales y sin manipulación genética. Esta filosofía de vida no sólo es beneficiosa para las personas que consumen estos alimentos, sino también para los agricultores y ganaderos locales y sobre todo, para el medio ambiente. Hasta aquí, todo perfecto. El problema es cuando esta voluntad por llevar una vida sana y natural entra en conflicto con una vida social normal. No es extraño que estos individuos eviten salir a cenar con familiares y amigos, ya que les resulta imposible controlar el tipo de alimentos que les van a servir en los restaurantes, así como la manera de cocinarlos. 

Si la anorexia tiene cara de mujer adolescente, la ortorexia se da más entre mujeres adultas. Muchas veces las personas con anorexia, tratan de esconder su enfermedad con la excusa de comer sano. Otras veces, chicas que han sufrido anorexia nerviosa acaban cayendo en la ortorexia. Los deportistas y personas con trastorno obsesivo-compulsivo también son un grupo de riesgo, por razones obvias. En general, se trata de individuos muy exigentes consigo mismos y con los demás. Perfeccionistas, minuciosos, atentos y organizados son otros adjetivos que describen al perfil del ortoréxico. También son características una baja autoestima, como en todos los trastornos de la conducta alimentaria.

Algunas de las consecuencias de este apetito por lo sano pueden ser un déficit de vitaminas y minerales, una disminución de la masa ósea (osteoporosis), bajos niveles de glóbulos rojos en sangre o glóbulos rojos sin suficiente hemoglobina (anemia), baja presión sanguínea (hipotensión) o la acidosis metabólica (esto ocurre c

uando los riñones son incapaces de eliminar todo el ácido del organismo). Y esto es sólo a nivel físico. A nivel psicológico las consecuencias van desde la hipocondría a la ansiedad y la depresión.

Por todo ello, es importante saber identificar a tiempo el problema y acudir a un profesional, bien sea un psicólogo o un psiquiatra. Si tiene curiosidad, puede buscar el test de Bratman y responder a las preguntas con total sinceridad.

Este artículo ha sido escrito por Carlota Escandon, creadora de contenidos para una clínica de  dentistas en Donostia
  




lunes, 8 de agosto de 2016

Controlas la comida o la comida te controla a ti?

Controlar lo que se come a veces suele ser difícil, la mayoría de la población sufre de sobrepeso u obesidad, lo que habla de una mala alimentación y la falta de control ante lo que se llega a consumir. Esto hace que la gente busque dietas para bajar de peso y además que quiera bajar de peso rápidamente, lo cual los llevará a restringir de una manera poco saludable y aunque se sabe que eso no funciona, porque genera ansiedad y un posible atracón, se volverá a recuperar el peso perdido con la misma rapidez que se bajó. 

El porqué se recupera nuevamente el peso perdido, es debido a varias razones, una de ellas es que la persona no aprendió a comer ni mejoró sus hábitos alimentarios, solo comió diferente un tiempo para lograr su objetivo de pérdida de peso pero no aprendió el cómo incluir nuevamente los alimentos del día a día para mantener el peso perdido y de esta manera adquirir nuevos hábitos.

Otra razón, es que no se da tiempo al cuerpo de adaptarse al nuevo peso y éste desea regresar nuevamente a lo "conocido", al sobrepeso o al peso que se mantuvo durante tantos años. Hay que dejar que el organismo se vaya adaptando a los cambios de peso poco a poco, por esto es recomendable bajar de peso lentamente y no hacerlo rápido con las dietas de moda.

El querer bajar de peso rápido, sin esfuerzo y sin asesoría profesional, lleva a la búsqueda de las dietas rápidas, que es cada vez más frecuente, y por tanto, se ocasiona un círculo constante del cual es difícil de salir, llevándote siempre al mismo resultado: EL REBOTE. 



Entonces, si ya todos conocemos los alimentos más sanos para comer, conocemos todas las dietas que hay en internet y sabemos cómo bajar de peso, porqué no se logra aún combatir la obesidad? No por tener el conocimiento significa que se puede alcanzar el objetivo, aún es importante consultar a un profesional de la salud que te vaya guiando en el proceso, ya que cada individuo es diferente y no lo mismo le funciona a todos, el profesional de nutrición te orientará con respecto a los cambios que debes ir haciendo durante todo tu proceso de pérdida de peso.

Por ejemplo, el nutriólogo te dará una guía de alimentación sin necesidad de restringirte de algún grupo de alimento, te dirá qué porciones de alimento son las adecuadas para ti de acuerdo a tus objetivos, ya sea bajar, subir o mantener tu peso. Además, adecuará tu alimentación, tus hábitos y antojos a tu estilo de vida y horarios para hacerlos más adecuados y saludables.

Así que si quieres evitar el efecto rebote de siempre, no te limites, y busca a un profesional para lograr tus metas, pero sobre todo, para aprend
er a comer.






lunes, 26 de enero de 2015

Como lograr tus objetivos de adelgazamiento

Por: Nut. Claudia Ramírez 

A todos nos gustaría simplificar un poco nuestra vida, un manual donde se exprese en sencillos pasos como ser feliz, superar los problemas, lograr el cuerpo ideal, entre otras, pero tenemos que aceptar que las cosas que valen la pena son las que cuestan más trabajo y esto en particular aplica para hablar de nutrición e imagen corporal.

En la actualidad encontramos muchas promesas sobre lo rápido que podríamos obtener nuestro cuerpo ideal, pero no existe una guía estricta que asegure la delgadez instantánea. Ciertos productos, cremas, pastillas, libros, blogs, etc., prometen velocidad para adelgazar, sin embargo, no es sinónimo de salud, no nos advierten de los posibles efectos secundarios que pueden poner en peligro nuestro bienestar.

Debemos saber que la única manera para lograr los objetivos deseados con respecto a obtener el cuerpo de tus sueños, es la alimentación balanceada (no la restricción), combinado con ejercicio adecuado (no en exceso) y logrando la aceptación de tu cuerpo cuando es suficiente (sin obsesionarte con querer adelgazar más). Para ello siempre debemos consultar a los profesionistas, que te orientarán en lo adecuado. 

Aquí te dejo algunos tips para ayudarte a mantener la constancia para lograr tus objetivos de adelgazamiento. 

1. Realiza cambios paulatinos. Cuando los cambios son poco a poco es mas sencillos tolerarlos y mantenerlos a modo que se vuelva un hábito. 

2. Distráete. Cundo sientas ganas de tirar la toalla, picar alimentos o tener conductas que te impidan continuar con tu plan de alimentación, la distracción con otras cosas te puede ayudar a evitar esa conducta que te puede llevar a abandonar tu plan. 

3. Toma agua.  Cuando se realiza una dieta, es muy probable que los requerimientos de agua aumenten, por lo que debes tomar una cantidad suficiente, evitando el exceso, para evitar deshidratación, dolores de cabeza e incluso hambre, porque la sensación de hambre puede dar simplemente porque se tiene mucha sed. 

4. Evita saltar alimentos. Cuando no llevas bien tus horarios de comida y llegas a saltar algún tiempo, esto puede provocar hambre excesiva para el siguiente tiempo y comerás de mas, lo que te puede ocasionar culpa y llevarte a algún atracón. 

5. Come balanceado. No evites ningún grupo de alimentos porque no te estarás nutriendo bien y puedes perder peso de una forma en que al terminar la dieta lo recuperarás, es mejor comer alimentos incluidos en todos los grupos para que la pérdida de peso sea permanente y duradera porque lo que debes lograr es un cambio de hábitos y no solo un cambio temporal. 

6. Mantén una expectativa realista. Cuando tu deseo por bajar de peso es poco realista, es mas fácil abandonar tu plan de alimentación, si tu quieres bajar muy rápido de peso y tener el cuerpo perfecto en 2 semanas, será muy fácil que te desanimes porque eso no es posible de esa manera. 

Espero te ayuden estos tips, pero recuerda que siempre debes consultar a un profesional de la salud para orientarte. Si necesitas alguna asesoría escríbeme a clausrag@gmail.com o pide una consulta al 5273-6092






martes, 29 de abril de 2014

LA DIETA MILAGROSA, ¿SOLUCIÓN O MARTIRIO?

Cuántas veces has buscado una dieta mágica para bajar de peso y claro, encuentras miles! comienzas una y otra, y otra y nada que ves resultados, los resultados los ves temporalmente, pero el hambre te ataca, y sucumbes ante el antojo y terminas en una pica de comida y posteriormente en un atracón.

Si buscas la solución mágica, rápida que te lleve a tu peso ideal en 1 semana..... pues no será posible, te encontrarás solamente con la decepción y la frustración de matarte de hambre y no llegar a ningún resultado duradero.

Qué debes hacer entonces? necesitas aprender a comer, necesitas no tener alimentos prohibidos en tu cabeza para que puedas tener constancia, porque de eso se trata, no de tener fuerza de voluntad. La única forma es comer alimentos saludables, aprender a darte ciertos antojos, y a controlar las cantidades de lo que comer, no de suprimir todo lo que crees que no deberías comer sólo porque lo dice el internet, la revista con la dieta mágica o simplemente las personas equivocadas, ya que quien te puede decir lo que debes comer y cómo comerlo es el nutriólogo, es la única persona que te podrá enseñar a comer todo tipo de alimentos sin pasar hambre, te enseñará a controlar los deseos de un atracón y te ayudará a logar tu objetivo.

Si necesitas ayuda profesional ante tu problema de sobrepeso u obesidad, no dudes en contactarme a través de clausrag@gmail.com o al teléfono 5273-6092 para una asesoría.